Fiesta de Cruces y Mayos de Piedrabuena. Fiestas

Fiesta de Cruces y Mayos de Piedrabuena

Piedrabuena (Ciudad Real)

En Piedrabuena hay una profunda y viva tradición durante el mes de mayo; los mayores recuerdan cómo los mozos, que por ese mes se quedaban a dormir en las quinteras para realizar las tareas del campo, bajaban al pueblo a cantar el mayo a las mozas con letras picarescas y amorosas. Siguiendo aquella costumbre, los mayeros se reúnen todas las noches del mes de abril para ensayar los mayos, esperando que llegue el momento.

Ese momento, cuando da comienzo la fiesta, sucede los últimos instantes del mes de abril, delante de la puerta principal de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, recién entrado el quinto mes del año, “echándole el mayo” a la Virgen. Ataviados con sus guitarras, bandurrias y laúdes (e incluso clarinetes y violines de forma esporádica) los grupos de mayeros comienzan, en orden, su recital, acompañados y jaleados por el numeroso público asistente.

Tras el mayo a la Virgen, como manda la tradición, marchan andando a la ermita del Santísimo Cristo de la Antigua para cantarle el mayo al patrón de Piedrabuena. Cumplido este ritual, cada grupo continua la fiesta por separado, recorriendo las calles, casas y locales del pueblo cantando el mayo ventanero hasta que despunta el día o las fuerzas se agotan.

Al amanecer, los mayeros volverán a reunirse; de casa en casa continuarán con el mayo ventanero hasta las primeras horas de la tarde. Al atardecer del día 2 de mayo, los mayeros vuelven a situarse delante de la puerta principal de la iglesia parroquial, en esta ocasión para echarle el mayo a la Santa Cruz. Concluido el mayo de la Cruz, los mayeros se desplazan a la ermita del Santísimo Cristo de la Antigua, donde de nuevo vuelven a echarle el mayo al Patrón de Piedrabuena.

Tras este último acontecer, los mayeros girarán visita a todas las cruces que ese año se han instalado en las viviendas particulares y que están abiertas desde las ocho de la tarde.

Las cruces son realizadas por costumbre o promesa entre los componentes de una misma familia, vecinos, amigos, allegados y peñas, llegando incluso a comenzar dichas labores de preparación con un mes de antelación.
Existen dos tipos de cruces: cruz de brezo y cruz de tela.

Cualquier cruz conlleva mucho trabajo, mucho detalle y su realización se hace con sumo cuidado y entre varias personas, cada una con un cometido. Para la instalación de la cruz de tela se utiliza una de las habitaciones de la casa cercana a la puerta de la calle y así facilitar el tránsito de los visitantes. Candelabros, jarrones y floreros repletos de flores naturales y algunas imágenes de santos adornan los altares. En un lugar bien visible, se colocan algunos de los elementos propios de la vida, pasión y muerte de Jesucristo. La cruz colocada en lo más alto presidirá la estancia. Se colocarán sillas, sillones y sofás donde se sentarán los dueños de la cruz y quienes la visitan. Por el suelo se esparcirá el tomillo y la ajedrea. Durante todo el día, las cruces serán expuestas para que pueda verlas todo aquel que lo desee.

Así se recibe el mes de mayo en Piedrabuena: mayos y cruces. Además, el ayuntamiento prepara todo un repertorio de actividades: conciertos, exposiciones, jornadas sobre Piedrabuena y su entorno… Las fiestas se alargan hasta el domingo siguiente al día 3. Ese domingo se celebra la Romería de la Sierra de la Cruz. Los mayeros de Piedrabuena subirán a la ermita para echarle el mayo a la Santa Cruz, acompañando a los romeros, con lo que se pone punto y final a las Fiestas de Cruces y Mayos.

Fiesta de Interés Turístico Regional

FECHA DE CELEBRACIÓN

Del 30 de abril hasta el domingo siguiente al 3 de mayo.

Más información en http://www.piedrabuena.es/

subir