Juana La Loca

Juana La Loca

Una reina muy cuerda

La tercera hija de los reyes católicos nació en el castillo de Cifuentes, en Guadalajara, y fue bautizada en Toledo. Llegaría a ser, por la muerte de sus hermanos mayores, la primera reina de España, en cuanto su corona agrupaba Castilla, Navarra, Aragón, Mallorca, Nápoles, Sicilia, Valencia y el condado de Barcelona. Desde el siglo XVI la historia ha hecho correr el bulo de que estaba loca, pero el historiador Bergenroth, en el s. XIX, descubrió que en realidad fue una confabulación conjunta de su marido Felipe, su padre Fernando, y su hijo Carlos lo que la mantuvo apartada del trono.

Nacida en Guadalajara

Aunque popularmente se dice que nació en Toledo, en realidad su madre, Isabel la Católica, dió a luz a esta princesa en el Castillo de Cifuentes, en Guadalajara. Que por aquel entonces formaba parte del territorio administrativo denominado reino de Toledo. La fortaleza, del siglo XIV, había sido erigida por el infante y literato Don Juan Manuel, y albergó a la reina de Castilla, en su deambular por el reino.

Bautizada en la Iglesia del Salvador de Toledo

Uno de los más significativos templos de la ciudad de Toledo por su mezcla de las tres culturas, vio el bautismo de la futura reina Juana, en 1479. La que fue mezquita del s. IX conserva los elementos visigodos de un templo anterior, sus arcos de herradura islámicos, y columnas romanas. Y se conserva casi idéntica a como la vieron los asistentes a su bautizo.

Galería
CifuentesIglesia Salvador Santiago Juana La Locamas
subir