Quevedo

Quevedo

Retirado a la paz de estos desiertos

La obra y figura de Francisco de Quevedo y Villegas es tan inseparable de la literatura y la política, como de la Torre de Juan Abad, localidad de Ciudad Real cuyo señorío compraría su madre, con todos sus ahorros, antes de morir. Desterrado en ella, comentaría la obra del filósofo Séneca, componiendo además algunos de sus grandes poemas, y señaladas obras sobre política.

Con el ascenso de Felipe IV al trono, Quevedo sería perdonado, llegando incluso, en los años posteriores, a ser secretario del rey. Hasta que una nueva caída en desgracia le llevó a retirarse definitivamente a la Torre de Juan Abad, primero, muriendo más tarde en el convento de dominicos de Villanueva de los Infantes.

Primer viaje a la Torre de Juan Abad

En un poema llamado "De ese famoso lugar", Quevedo nos da cuenta de su viaje en su mula Escoto. Abandona Madrid, y llega a Toledo, donde le soprende el Artificio de Juanelo -una obra de ingeniería hidráulica hoy desparecida-, y llama su atención la Puerta del Cambrón, por la que se encamina a La Mancha.

Vi la puerta del Cambrón; que, a lo que yo me barrunto, a faltar la primer eme, fuera una puerta de muchos.

Su casa en la Torre de Juan Abad

La relación en vida con la localidad del escritor fue polémica. Acudió a ella desterrado, sin dinero, y contra su voluntad. Y el concejo vecinal no le reconocería su condición de señor del lugar sino tras su muerte.

Aquí cobro enfermedades, que no rentas ni tributos, y mando todos mis miembros, y aun de éstos no mando algunos.

Los años han restaurado en su lugar a una de las grandes figuras de la literatura del Siglo de Oro. Su casa en la Torre de Juan Abad, con su tintero, el sillón en que escribía, y numerosos e interesantes documentos, es un museo dedicado a su nombre.

Muerte en Villanueva de los Infantes

Quevedo regresaría a la Torre de Juan Abad tras su segunda caída en desgracia en la corte, para morir, finalmente, en el convento de Santo Domingo, en Villanueva de los Infantes, donde aún se conserva la celda que habitó.

Galería
Celda de QuevedoEstatua en Torre de Juan AbadSilla de Quevedo - Torre de Juan AbadVillanueva de los Infantes, Plaza MayorQuevedomas
subir