Visita Parque Nacional Tablas de Daimiel | TCLM

aquí

Tablas de Daimiel

Daimiel (Ciudad Real)GPS: 39.1482, -3.70926
Visita
PRINCIPALES ATRACTIVOS

Las Tablas de Daimiel son un humedal prácticamente único en Europa y último representante del ecosistema denominado tablas fluviales, antaño característico de la llanura central de nuestra Península. Es un ecosistema complejo que mezcla las características de una llanura de inundación, producida por los desbordamientos de los ríos Guadiana y Gigüela en su confluencia, con la de un área de descarga de aguas subterráneas procedentes de un acuífero de gran tamaño.

Estos desbordamientos, favorecidos por la escasez de pendiente en el terreno, llevan emparejados el desarrollo de una potente y característica cubierta vegetal que constituye un excepcional hábitat para toda la fauna ligada al medio acuático.

Con la declaración del Parque Nacional se dio un gran paso en la conservación de uno de los ecosistemas más valiosos de la Mancha, asegurando así, la supervivencia de la avifauna que utiliza estas zonas como área de invernada, mancada y nidificación, creando una Zona Integral de aves acuáticas.

QUÉ VEREMOS

Fauna

Las aves acuáticas que habitan la zona, muchas en grandes bandos, nos ayudan a entender el paraje como hábitat excepcional para la avifauna. Algunas de estas especies, como el pato cuchara, la cerceta común o la garza real, entre otras, utilizan esta zona para invernar, huyendo de los rigores del centro y norte de Europa; otras, por el contrario, lo utilizan como lugar de nidificación y cría, como es el caso del pato colorado, el porrón europeo, la mayoría de ardeidas ibéricas (garza imperial, garceta común, garcilla bueyera y cangrejera, martinete, avetoro y avetorillo), el somormujo lavanco, el zampullín y el fumarel. Algunas lo usan como estación de descanso y alimentación en sus largos viajes migratorios, como los combatientes, el fumarel común y otras aves limícolas. Existen también especies sedentarias como el ánade azulón o el aguilucho lagunero, que pueden verse durante todo el año, siempre que las condiciones ambientales sean las adecuadas. Los anfibios que mejor caracterizan el espacio protegido son la rana común, la ranita de San Antonio, el gallipato y el sapillo moteado. Además de las 250 especies de aves que pueblan el humedal, destacan especies autóctonas de peces como el cacho, el calandino y la colmilleja. Entre los reptiles destacan los galápagos europeo y leproso, las culebras de agua y, en las zonas terrestres, la culebra bastarda, que cuenta con ejemplares que sobrepasan los dos metros de longitud. Los mamíferos más representativos son la nutria, como especie mejor adaptada al medio acuático, el zorro, el jabalí, el conejo y el tejón.

Flora

Está condicionada por distintos factores como la estacionalidad de las aguas, salinidad, humedad edáfi ca, materia orgánica, etc. Entre las formaciones más características del Parque Nacional destaca la masiega, con unas poblaciones que constituyen, probablemente, el mayor masegar de toda Europa occidental; algo semejante ocurre con las “ovas”, plantas subacuáticas que tapizan el fondo de Las Tablas y que constituyen una fuente alimenticia de primer orden para la avifauna ligada al medio acuático. Los tarayes, únicos árboles existentes en el interior del Parque, por su adaptación parcial al agua y a su grado de salinidad, han vuelto a ocupar sus hábitats primitivos, rodeando las islas e iniciando la formación de un cinturón alrededor del espacio protegido. Otras plantas como la enea empiezan a recuperar su sitio después de haber mantenido una dura batalla con especies como el carrizo, que a consecuencia de la mayor escasez y cortedad de los actuales periodos de inundación, adoptó un comportamiento invasor y provocó el desplazamiento del resto de comunidades vegetales, incluida la masiega. Destaca el junco marítimo en suelos temporalmente encharcados, diversas especies de limonios, endémicas de humedales manchegos, en suelos salinos y los calaminos dulces cubriendo algunas islas

Descarga aquí una guía completa.

ACCESOS

Visita libre y gratuita, todos los días del año.

El horario en verano es de 9h a 21h, pero en invierno cierra a las 18h. La dirección del Parque Nacional es: carretera de las Tablas, kilómetro 10.

La principal vía de acceso al Parque Nacional parte de la carretera N-420 de Ciudad Real a Puerto Lapice, a su paso por Daimiel. Se trata de una sinuosa carretera, que tras once kilómetros de recorrido nos conduce hasta el Centro de Visitantes del Parque Nacional. Para llegar a este mismo Centro de Visitantes existen al menos dos rutas alternativas, si bien secundarias, ya que transcurren en parte por caminos rurales, y por tanto de tierra.

Desde los municipios cercanos de Malagón o Daimiel por la CM-4114.

NORMAS DE VISITA Y RECOMENDACIONES

Es importante que usted sepa que en el interior del Parque Nacional no se permite:

  • Hacer fuego.
  • La acampada.
  • La recolección de animales, plantas, minerales o rocas.
  • Molestar a los animales.
  • Circular en bicicleta.
  • Hacer ruidos estridentes
  • Abandonar el sendero.
  • Introducir animales de compañía.
  • Arrojar cualquier clase de residuos o basuras.
  • La caza y la pesca.

Recomendaciones:

  • Recorra los itinerarios en solitario o en grupos pequeños. El silencio es fundamental.
  • Elija bien las horas de visita. Las primeras de la mañana y las últimas de la tarde son las más adecuadas para la observación de la fauna.
  • Prismáticos y guías de campo facilitarán la identificación de las distintas especies.
  • Conviene ir vestido acorde con el tiempo. Recuerde que en verano hace mucho calor y abundan los mosquitos, en primavera y otoño puede sorprendernos algún aguacero y en invierno el frío es intenso.
Galería
Tablas de Daimiel - avistamiento /David BlázquezTablas de Daimiel - Invierno /David BlázquezTablas de DaimielTablas de DaimielTablas de Daimielmas
subir