Agudo. Patrimonio

aquí

Agudo

(Ciudad Real)GPS: 38.979, -4.87315

La historia de Agudo arranca, al igual que el resto de pueblos de la comarca, unida a las grandes colecciones de Pinturas Rupestres de arte esquemático realizadas por los pueblos primitivos del Paleolítico, concretamente en la localidad de Agudo podemos ver muestras de estas pinturas en la Sierra de San Blas. Estos primitivos asentamientos irán modificando su posición durante toda la Edad del Bronce.

 

Durante la época romana y los años posteriores estas tierras serán lugar de paso hacia Extremadura, se pueden apreciar algunos restos de cerámica en la zona.

 

Al igual que el resto de la comarca no será hasta la época árabe cuando estas tierras volverán a tener una relevancia histórica. Entonces aparecen los primeros testimonios de Acud (Agudo) como parte de distintos reinos árabes que hoy se corresponden con distintas provincias y comunidades, Toledo, Sevilla y Extremadura. Una fecha importante la tenemos el 22 de septiembre de 1189, donde se confirma por parte de Alfonso VIII la donación a la Orden Calatrava de los límites de sus términos. En el 1195, tras la batalla de Alarcos, la orden pierde estos territorios que pasan a manos del imperio Almohade, hasta la batalla de Las Navas de Tolosa en 1212 donde el mundo árabe pierde su poder frente a los ejércitos cristianos.

 

El mayor auge social y económico en la historia de Agudo se produce en los siglos XV y XVI, debiendo ser la artesanía textil, la ganadería y el comercio el revulsivo para ese incremento humano y económico, en el que influye de forma destacada el ser una tierra de paso y frontera entre Extremadura y las tierras de la Orden de Calatrava.

 

Este tipo de economía es la que perdurará hasta nuestros días siendo la agricultura y la ganadería la actividad principal de la población aprovechando los ricos pastos de su privilegiada ubicación entre sierras y valles.

Iglesia de San Benito Abad, en Agudo (Ciudad Real)Raña del Herrumbroso. Agudomas
De interés por la zona
subir