Atalaya del Cañavate. Patrimonio

aquí

Atalaya del Cañavate

(Cuenca)GPS: 39.5177, -2.25271

El nombre de Atalaya es de origen árabe, significa "lugar alto o torre desde donde se vigila". Esta torre estuvo situada en el cerro de El Castillejo.

Atalaya fue aldea de Alarcón, tanto en la época árabe, como después de la conquista realizada por Alfonso VIII en 1184. De aquél año data el primer documento encontrado donde se mencionan las 63 aldeas de Alarcón entre las que figuran Atalaya, Alcañavate, Cañada, Honrubia, Vala de Rey, La Roda y Albacete.

Todas estas tierras se integran unos años después en el Marquesado de Villena. En 1476 se inicia una guerra entre Isabel la Católica y su sobrina La Beltraneja por la Corona de Castilla. La gana Isabel y el Marqués, por haber estado en el bando contrario, pierde gran parte de sus territorios. La villa del Cañavate se habría mudado de bando, y al terminar la guerra, Isabel la Católica le recompensa, dándole las aldeas de Atalaya, Cañada y Torralba.

El núcleo urbano de Atalaya queda dividido, tres cuartas partes pertenecen a Cañavate y una cuarta parte a Alarcón. De entonces viene la división del pueblo en dos barrios, el de arriba (Alarcón) y el de abajo (Cañavate). Así continuó durante 157 años, hasta que en 1637, el marqués de Villena le compra al Rey Felipe IV el barrio perteneciente a Cañavate, lo une al que era suyo de Alarcón, y Atalaya se convierte en Villa, con su Ayuntamiento, su término y sus autoridades.

Siempre se llamó Atalaya, sólo Atalaya. La denominación del Cañavate data del siglo XIX, se supone que por decisión administrativa de Cuenca para diferenciarla de la otra Atalaya que hay en la provincia, que pasó a llamarse de Cuenca.

En sus inmediaciones, cuando se realizaban las obras de la Autovía A-42, aparecieron los restos de una villa romana de carácter agropecuario con unas excelentes termas (conservadas en todas sus partes) y una zona señorial en torno a un peristilo, que en su día conservaba pinturas murales de vivos colores, salones decorados con molduras y columnas y todo el lujo que se prodigaba en los establecimientos de este tipo, incluidos los pavimentos de mosaicos.

El asentamiento tuvo una larga perduración en el tiempo, documentándose la construcción del yacimiento en torno a la primera mitad del siglo I de nuestra Era y perviviendo hasta bien entrado el siglo VI, momento en el cual se abandona. Desafortunadamente no se puede visitar este yacimiento por estar tapado por la Autovía A-42.

Galería
Atalaya de CañavatePanorámica de Atalaya del Cañavate (Cuenca)mas
subir