Visita Villarrobledo | TCLM

aquí

Villarrobledo

Villarrobledo (Albacete)GPS: 39.2673, -2.60764
Descubra las hermosas construcciones de esta villa albaceteña
Visita
Principales atractivos

Encontramos en Villarrobledo una de las grandes poblaciones de la Mancha albacetense, a 86 km de la capital, que recoge en su término municipal a las pedanías de Moharras y Casa de Peñas. Fue el siglo XVI el de su esplendor económico y social como demuestran varias de las construcciones que se hicieron durante esta centuria como la actual iglesia de San Blas, varios conventos e incluso la casa del Ayuntamiento.  Todas ellas son visitas de interés que desde aquí recomendamos a los que pasen por la localidad, que ofrece, además de otras muchas cosas, un conjunto urbano de calles amplias y muros encalados al estilo de otras poblaciones manchegas característicos de la industria bodeguera que prevalece en la zona. 

Qué veremos

Podemos hacer la primera parada de nuestro paso por Villarrobledo en su Plaza Mayor, donde encontraremos algunos de sus edificios más importantes, por ejemplo el Ayuntamiento y la Iglesia de San Blas. Ambas construcciones y la propia plaza están declarados B.I.C, otorgando a este pedazo de terreno un valor patrimonial incalculable. La iglesia de San Blas merece un punto y aparte, se levantó sobre los restos de la antigua, que se había quedado pequeña, a lo largo del siglo XVI. Su construcción tuvo varias fases y por tanto observaremos en ella diferentes estilos arquitectónicos, desde el gótico al barroco pasando por el renacimiento. En la capilla mayor encontraremos la joya de la iglesia, un colosal retablo barroco de estilo churrigueresco, obra de Marcos de Evangelio en el siglo XVIII.

Como hemos mencionado también durante el siglo XVI se fundaron en Villarrobledo tres conventos de clausura, son el de San Bernardo, el de Carmelitas y el de las Clarisas, fundado en 1614 por Juan Cano Morugan y su esposa. En su iglesia estuvieron los sepulcros de sus fundadores, que hoy en día descansan en clausura. Las estancias destacan por su sobriedad, de corte franciscano, algunas salas de gruesos muros encalados y baldosas rojizas y un claustro cuadrado. Entre los bienes muebles más destacados que conserva el convento destaca un lienzo llamado El taller de San José, obra de Maella de finales del XVIII. Y para terminar con la edificios religiosos no podemos dejar de mencionar la ermita de la Caridad, que guarda a la patrona de la Villa. Ha sido reformada pero presenta un único espacio con cubierta de madera y presbiterio cuadrado cubierto por una cúpula sobre pechinas separado de la nave por un hermoso enrejado. Fíjese en la peana de plata que sostiene la imagen d la Virgen, una maqueta del cerro rico de Potosí, igual que el arco que la acompaña y la corona de oro; todo comparte la procedencia de Indias. 

Abriendo el apartado de la arquitectura civil encontramos en la población varios ejemplos de Casas Nobles decoradas con blasones y construidas entre los siglos XVI y XVIII. Por ejemplo en la Plaza Mayor la casa de los López Muñoz, cuyo escudo se cobija bajo un clásico frontón triangular; la casa de los Pacheco con una bella portada decorada con un frontón partido, escudo y flameros; y en la calle Pedregal la casa de los Romero Alarcón, que conserva un bello blasón labrado por Martínez de Mendizabal en 1627. Y volviendo de nuevo al punto de partida de la visita, la Plaza Mayor, destacar el edifico del Ayuntamiento con su sobria fachada de corte renacentista y doble arquería de seis vanos y órdenes superpuestos enmarcada entre machones, uno con el escudo de la ciudad y el otro con el reloj municipal. 

Acceso

Consultar horarios de visitas en la Oficina de Turismo o en el propio Ayuntamiento.  

Te recomendamos

Otras construcciones del siglo XX como el teatro, con fachada de corte modernista o el mercado municipal iniciado en 1929 y con una curiosa fachada en esquina convexa. Además en el paraje de La Pasadilla se puede visitar un tradicional sistema hidráulico formado por un molino harinero de agua, varios aljibes y pozos. Y no olvides que de Villarrobledo además de sus quesos, sus tinajas y su vino son famosos los carnavales, por sí puede acercarse a conocerlos. 

Galería
VillarrobledoVillarrobledoVillarrobledoVillarrobledoVillarrobledoVillarrobledoVillarrobledoVillarrobledo, carnavalmas
subir