Villarrubia de los Ojos. Patrimonio

aquí

Villarrubia de los Ojos

(Ciudad Real)GPS: 39.2191, -3.60788

Por su situación, Villarrubia de los Ojos, es posiblemente el mejor Mirador de toda Castilla-La Mancha. Su nombre (en latín Rubeum) hace referencia al color rubio del terreno y a los llamados Ojos del Guadiana. A partir del siglo XI paso a llamarse Villa Rubeum, más tarde Villarrubia, y a partir del siglo XVI, Villarrubia de los Ajos. Será a partir del siglo XVIII cuando se llame Villarrubia de los Oxos del Guadiana, que degeneraría en la actual Villarrubia de los Ojos.

Bañado por aguas del Cigüela y el Guadiana, antes de su unión en el Parque Nacional de las Tablas, Villarrubia de los Ojos fue habitado ya en la Edad del Bronce (1500 a.c.), como atestigua el yacimiento de la Motilla de Zuacorta. En los “Ojos del Guadiana”, “Xetar”, “Renales” y el “Lote” se han encontrado yacimientos de época romana y restos de una calzada, que llevaría desde Zuacorta a orillas del río Guadiana, hasta el municipio de Consuegra (Toledo), atravesando la Sierra de Villarrubia, donde se han encontrado vestigios que certifican la existencia de castillejos prerromanos, a los que hacen referencia topónimos como “Peñas Pintadas”, “Plaza de Armas” y “Plaza Manciporras”.

El 2 de Mayo de 1466 tuvo lugar en esta villa un hecho que cambió la Historia de España: murió aquí el Maestre de Calatrava, D. Pedro Girón, que viajaba desde Almagro, al frente de 3000 hombres, al encuentro de Dña. Isabel, Infanta de Castilla, futura Isabel la Católica, con la que iba a contraer nupcias.

GASTRONOMÍA: Entre los platos más típicos de su cocina destacan caldereta de cordero, cordero al horno, pisto de calabacín, asadillo, pisto manchego, duelos y quebrantos, migas, gachas de pitos, sopas de tomate, conejo con patatas, pastas y mazapán, barquillos de anís, flores y torrijas.

ARTESANÍA: Goza de artesanos de la forja, de la madera, de piel y cuero, éstos con varias generaciones de experiencia; y por otro lado la cerámica. Algunos de ellos ofrecen una visita al taller con demostración del trabajo que realizan.

En su término municipal se encuentran Las Tablas de Daimiel, el más pequeño de los parques nacionales, pero también el mayor masegar de Europa Occidental. Constituye el último representante de un ecosistema característico de La Mancha denominado tablas fluviales. Se trata de un conjunto de pequeñas islas de agua entre superficies de tablas terrosas, que son abastecidas gracias al equilibrio existente entre los aportes fluviales superficiales y los caudales procedentes de niveles hídricos subterráneos, más de 250 especies de aves acuáticas son las protagonistas de este ecosistema.

Galería
Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, entre Daimiel y Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real)Villarrubia de los Ojosmas
De interés por la zona
subir